No me importa si tu voz recorre de una punta a otra del bar o del país, me importa lo que dices.

sábado, 11 de agosto de 2012

El momento de Brigitte Yagüe


Post para  http://juegos-olimpicos.com/ 
El significado real de la palabra taekwondo es ‘camino de perfeccionamiento de la mente a través de los brazos y las piernas’ y, en la carrera de cualquier deportista de élite, existe un momento en el que se llega a la perfección, a la cúspide.

Este momento le ha llegado justo ahora a la taekwondista Brigitte Yagüe, medalla de plata en los Juegos Olímpicos de Londres. A sus 31 años, la mallorquina lo había conseguido todo en Campeonatos del Mundo y de Europa pero tenia una ‘espinita’ clavada, los JJOO.

Su ciclo olímpico comenzó en Atenas 2004. En esa competición fue eliminada prematuramente pese a partir como clara favorita. Cuatro años más tarde se perdió los Juegos Olímpicos de Pekín por una triple factura en la muñeca. Su ausencia a esta gran cita marcó un antes y un después en su carrera.

Yagüe decidió dejar el deporte y comenzó a trabajar como administrativa -sí, en este país muchos de los olímpicos no viven de su deporte-. Pero un año más tarde, en 2009, decidió volver a entrenar apoyada por su marido Juan Antonio Ramos, quién también fue campeón del mundo de este deporte.

Ahora, Ramos y Yagüe dicen que después de lograr superar juntos el reto de esa ‘espinita’ que tenían los dos, los Juegos Olímpicos, quieren afrontar otro reto mucho más común pero también muy complicado, ser padres. Han encontrado la perfección de la mente, eso sí, a través de los brazos y las piernas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada